Connect with us

Carrusel

CARRUSEL | CHAYITO ROMPE LOS LÍMITES DEL ASOMBRO

Published

on

CARRUSEL | Por: Víctor Fausto Silva.
Hará cosa de un año, en este espacio comentamos que el de doña Chayito Quintero era un caso siquiátrico, y no faltó quien nos calificara de exagerados y/o injustos.

Enlistamos entonces una serie de rasgos y actitudes que perfilaban una personalidad preocupante en la alcaldesa de Navojoa, con especial énfasis en la megalomanía, que la Real Academia de la Lengua define como “manía o delirio de grandeza”.

No se necesitaba ir muy lejos para detectarla, desde el momento mismo en que la señora calificaba hasta el acto de dejar la cama en las mañanas como “histórico e inédito”, ya no se diga de pegar un ladrillo en alguna obra, que por supuesto, le aplaudían a rabiar los corifeos que velozmente le agarraron “las placas” y vieron de qué pie cojeaba: le encantaba la lisonja.

Lamentablemente para Navojoa y sus habitantes, el transcurrir de los meses nos dio la razón: la maestra se encapsuló en un mundo paralelo -obviamente histórico e inédito, faltaba más- y como ahí todo era rosita, mandó al cuerno las necesidades de sus gobernados.

La ciudad se fue cayendo a pedazos, pero ella parecía vivir en un eterno carnaval donde -por supuesto- es la reina, con pajes, bufones y toda la parafernalia que eso conlleva.

Pegaditos a ella, entre otros, han llevado papel estelar su esposo Francisco Escobosa (“Pancho Bolsas”), su hijo Irving, de envidiables alcances para hacer negocios a la sombra del poder, y el infumable escribano Jesús Guadalupe Morales, más diestro que un llantero a la hora de meterle libras de aire para inflarle el ego, al grado de hacerla creer que incluso podría aspirar ¡a la Gubernatura!

Irving Escobosa: que se sume a la exhibición
Ahora, estimado lector, los síntomas de un caso clínico son inocultablemente más graves, porque en medio de protestas por la falta de agua potable y el reventadero de aguas negras por toda la ciudad llevan a la ciudadanía a la amenaza de timar el palacio municipal, la señora sale con que ¡donará sus vestidos al Museo Regional del Mayo! para que sean justamente apreciados por los navojoenses.

No se sabe si fue súbitamente poseía por el espíritu de María Félix, pero es indiscutible que cree haber llegado ya a ese rango de Diva, digna de la adoración popular.

Las folclóricas prendas son las que ha lucido –es un decir- en los desfiles de Halloween y los eventos de las fiestas patrias. Y no es una exhibición cualquiera, ¡qué va!: serán exhibidas como parte del programa oficial de festejos por el 98 aniversario de Navojoa como municipio.

Seguramente la alcaldesa está convencida de que en las colonias se generará tal furor por ir a verlos, que la gente olvidará sus asfixiantes problemas con tal de ir a tomarse fotos y videos junto a las hilachas, “de gran valor simbólico y cultural”, como las calificó desfachatadamente la Directora de Educación y Cultura, Leticia González Flores, atribuyendo tal desprendimiento de la señora “a su nobleza y el cariño por su gente”.

¡Tómala!

La locura desatada. A días de terminar el infame trienio, parecen desesperados por obtener pases gratuitos al hospital siquiátrico Cruz del Norte, allá en Hermosillo, donde ponen en promoción esas primorosas camisas holgadas que se amarran por detrás.

Por supuesto que en festejos tan memorables para Navojoa no es el único gesto de la señora, porque además está invitando a la ciudadanía para que la acompañe en el momento en que su foto oficial sea colocada en pared del Salón Presidentes, junto a sus antecesores.

Lo que no se sabe es si el retrato tendrá las mismas medidas de los demás o será tamaño jumbo, por aquello de que en su gobierno todo es “histórico e inédito”.

Tampoco se sabe si en el Museo del Mayo se exhibirán también chanclas y ropa interior, porque como quiera que sea complementan los atuendos que con tanto cariño está donando, para que los navojoenses le rindan culto. Menos han dicho si el poeta donará el traje de Conde Drácula que con tanto garbo ha lucido en Halloween.

Tampoco se sabe -pero ya corre la atenta petición en redes sociales- si “Pancho Bolsas” donará uno de los morrales donde según los enterados se movilizaron kilos de billetes del Organismo Operador de Agua, o si Irving, el chico maravilla, pondrá en exhibición alguna motoconformadora de la constructora preferida de Oomapasn, de donde se hizo de mulas Pedro.

No tardará mucho en saberse, estimado lector, porque seguramente la alcaldesa y su séquito siguen dándole vuelo a la cabeza a ver qué más se les ocurre para seguir marcando huella dentro de lo histórico e inédito.

¡Ahhhhh!, y espérese tantito: todavía falta la inauguración del elevador en el palacio municipal, un aparato que en otras partes no pasa de 800 mil pesos pero que aquí se cotizó en casi 3 millones, evento que seguramente también será para echar la casa por la ventana, con tours de vecinos tomándose fotos y videos con la alcaldesa, mientras en sus colonias brincan charcos de aguas negras.

En un descuido ahí vende selfies y autógrafos, o pasa el día como Cantinflas en la película “Sube y baja”, haciéndola de elevadorista, para que la vea más gente.

Le digo, amable lector: ya no hay límites para el asombro.

Ni para la locura…

Continue Reading

Carrusel

CARRUSEL: CHAYITO, DE UÑAS MUY LARGAS Y UN DESASTRE A SIMPLE VISTA

Published

on

Por: Víctor Fausto Silva
La regidora panista Berenice Jiménez pintó de un plumazo la desastrosa gestión de la alcaldesa Chayito Quintero en Navojoa. Citamos lo dicho al diario La Verdad:

Lo que hemos visto de ‘Chayito’ Quintero en esta administración es lamentable, tiene muy largas las uñas, no le interesa Navojoa, nos ha dado puras ruedas de prensa de papilla con temas como la donación de sus vestidos, pero nunca nos rindió cuentas, por favor, es una burla
Y ni modo de regatearle contundencia y tino a su afirmación, cuando por enésima vez, la Comisión Federal de Electricidad le dejó sin energía las oficinas centrales del Organismo Operador de Agua Potable.

Mientras doña Chayo se saca de la manga encuestas que supuestamente la avalan como una de las mejores alcaldesas del país, la terca realidad insiste en aterrizarla contra el suelo.

No da una, pero en su mundo paralelo sigue hablando de un gobierno sensible, cercano a la gente y porrrr supuesto: honesto y eficiente.

Pero está visto que doña CFE no entiende de verborrea y autoelogios: reclamaba un pago mínimo de 3 millones de pesos –de un total de 8 millones-, que la paramunicipal fue incapaz de cubrir, así que le pasó el vil tijerazo, como lo ha hecho tatas veces antes.

A la regidora Jiménez le asiste la razón cuando sostiene que en el tema de Oomapasn y el desgarriate financiero, los que ya se van están “nadando de muertito”, pero siendo realistas se quedó corta: a doña Chayo lo que menos le pasa por la cabeza es irse a su casa, sino, por lo contrario, como malabarista de crucero insiste en ejecutar pirueta y media tratando de llamar la atención del gobernador electo Alfonso Durazo, para que le permita brincar al gabinete estatal, aunque sea de portera en alguna oficina.

Oomapasn: planta portátil, otro parche.
Por eso intensifica su promoción de imagen con lo que tenga a la mano: una encuesta que la hace ver mejor calificada que AMLO, las fanfarrias para el elevador que a precio de oro construye en el palacio –su magna obra, dice ella-, la donación de sus vestidos a un museo como si fueran los de Carlota, la desquiciada mujer de Maximiliano y, por supuesto, su excelsa imitación de Libertad Lamarque a la hora de deshacerse en llanto culpando a otros del mugrero que está dejando.
¿Qué esperanza tienen los Bomberos y los socorristas de la Cruz Roja, de que la señora les entregue los casi 4 millones de pesos aportados por los navojoenses como donativos en sus pagos de agua, si ya la dejaron hasta sin luz?

Eso sí: pa’pronto consiguió una planta portátil generadora de electricidad, como para presumir que está muy pendiente de los problemas y de hallarles rápida solución. Lo que ahora se pregunta la gente es de dónde sacará para pagar ya no la renta, sino el combustible que dicho aparato consume, porque ha demostrado hasta la saciedad que es tracamandanga profesional.

Enésimo parche, pues, como parche resultó aquella reasignación de recursos de otras dependencias por 16 millones de pesos, dizque para liquidar totalmente los adeudos de Oomapasn con la CFE. Dinero esfumado, como el que le esfumó a los patronatos de Bomberos y de la Cruz Roja.

Sin embargo, en medio de un panorama tan desolador, surge un pronunciamiento del alcalde electo Mario “Mayito” Martínez, sobre la posibilidad de recurrir a consulta pública para someter a un eventual juicio a la alcaldesa, dependiendo de los resultados del proceso de entrega-recepción del Ayuntamiento.

“Mayito” Martínez: no necesita que le cuenten.
No debió gustarle a la maestra, sobre todo considerando que el “Mayito” agregó a su currículum un plus a su paso como titular del SAT en Cajeme: que ya aprendió a fiscalizar.
A dicha intención habría que añadirle dos elementos más. El primero es que el alcalde le entrará al toro con expertos conocedores de números y manejos administrativos, y dos, que en campaña recorrió palmo a palmo la geografía de Navojoa, donde seguramente no cosechó flores para doña Chayo.

No necesita que le cuenten ni que le vendan ideas, pues.

El desastre está a la vista. Como decía Juan Gabriel: lo que se ve no se juzga.

En un descuido, de aquí a su toma de posesión, el “Mayito” se encuentra con la ciudad a oscuras por los adeudos con la CFE…mientras doña Chayo sigue bailoteando y haciendo piruetas.

Primero es el ejemplo.
No es para pecar de alarmistas, pero sí para parar oreja, porque la pandemia por el Covid 19 está poniéndose ooootra vez del cocol.

Los que dicen entenderle sostienen que es la llamada “tercera ola”, el presidente López Obrador –seguramente con otros datos que nomás él ve- lo atribuye a “un ligero repunte” y que las hilachas, pero lo cierto es que la ocupación hospitalaria está disparándose como en los peores días, lo que obliga a todos a dejar de lado la pachanga y tomar en serio la situación.

A nivel nacional, la versión renovada y recargada de Cantinflas, el subsecretario Hugo López Gatell, dice que el 97% de los hospitalizados por Covid enfermaron porque no han sido vacunados y el resto es porque tienen antecedentes de padecimientos añejos que los han debilitado y los han hecho más propensos a contraer el bicho, mientras acá en Sonora nos acercamos cada vez más al rojo del semáforo epidemiológico.

El secretario de Salud Enrique Clausen ya tiene la boca chueca de tanto alertar sobre dicha amenaza: están presentándose hasta 500 contagios diarios, están subiendo los casos de la llamada variante Delta, que mata incluso a quienes ya tienen dos dosis de vacuna y se eleva también el número de pacientes intubados en los hospitales.

Con esos truenos, uno pensaría que las autoridades –todas- serían las primeras en atender los llamados de alerta para proteger a sus gobernados, y hasta les conferimos cierto grado de credibilidad cuando en Guaymas, por ejemplo, la alcaldesa Sara Valle decidió días atrás cerrar todas las playas, porque la gente nomás no entiende y sigue rascándole el costillar a la calaca.

Sara Valle: irresponsable y frívola.
Sin embargo, todo viso de seriedad se va al bote de la basura cuando la propia Sara Valle aparece en redes sociales encantada de la vida y bailoteando como fariseo con los Seris en Punta Chueca, donde más de cuatro especularon que incluso aprovechó para probar el llamado “Sapo”, un alucinógeno que hace ver la Cuarta Transformación como la segunda venida de Cristo a la tierra.
Iracunda por la exhibida, la dama despotricó contra los que la chifletearon, pero su nefasto ejemplo ahí quedó, agravado porque pocos días después se supo de un brote de Covid en Punta Chueca, ya con pacientes trasladados a Hermosillo para su atención urgente.

Ahora quedará la duda –con “Sapo” o sin él- sobre si la frívola alcaldesa llevó el bicho a los Seris o si de ahí lo importará a Guaymas, para que se extienda una plaga que ya parece eterna.

¿A qué viene el tema en este espacio? Primero, a que nos siguen valiendo cuete las recomendaciones respecto al cuidado de nuestra propia vida, y segundo, a que la gente menos hará caso si sigue viendo a sus autoridades dándole vuelo a la hilacha, cuando deberían ser los primeros en predicar con el ejemplo.

Pobre Clausen: terminará con la boca en la nuca, pegando gritos en el desierto.

Continue Reading

Carrusel

CARRUSEL: ‘MAYITO’ MARTÍNEZ COMPROMISO EN SERIO

Published

on

COLUMNA CARRUSEL | POR: FAUSTO SILVA
Como el tiempo vuela y no hay plazo que no se cumpla, empezaron ya a desvelarse los primeros nombres de quienes integrarán el gabinete de Mario “Mayito” Martínez al frente de la alcaldía de Navojoa, para el periodo 2021-2024.

Y lo que generan al conocerse es que el alcalde electo se metió en serio al análisis y la reflexión a la hora de seleccionar a sus colaboradores, porque muestran perfiles muy respetables y reconocidos, como para responder con creces a las responsabilidades que en breve recaerán sobre ellos.

No es de extrañar que el “Mayito” esté definiendo su equipo con la precisión y el pulso de un relojero, organizado y meticuloso como es en cuanta tarea se echa encima, con mayor razón ahora que por primera vez incursionó –y de manera apabullante- en la competencia política.

Martínez Bojórquez sabe el tamaño del paquete que buscó y obtuvo en las urnas, y entiende también que si la gente se volcó dándole su confianza, es porque le reconoce una trayectoria intachable y una voluntad fuera de toda duda en cuanto proyecto encabeza.

Hombre sereno y reflexivo, seguramente también le ha quedado clara la necesidad de reivindicar el arte de la política como tal para responder a las necesidades de los navojoenses, a diferencia de la actual administración, un desastre de principio a fin, con zafarranchos internos, enconos, divisiones y revanchismos producidos por la soberbia y la ineptitud de quienes prometieron mucho para terminar debiendo tanto.

Por lo pronto, el adelanto de nombres revela que el “Mayito” está tejiendo fino.

Del primer círculo ya se filtraron tres: Julián Aguilera Zaragoza para la Secretaría del Ayuntamiento, el abogado Jaime Zazueta para la Contraloría Municipal y Marco Antonio Sánchez Acosta para la Tesorería.

Sin duda, los tres serán piezas claves para aspirar a un buen desempeño administrativo: Aguilera Zaragoza porque le tocará el manejo de la política interna, Zazueta por la indispensable rectitud y transparencia, -vergonzosamente ausentes en el actual trienio- y Sánchez Acosta como ganador del tigre en la rifa, por lo que implica captar y hacer rendir los recursos para traducirlos en los servicios públicos eficientes que reclama la ciudadanía.

Se da por descontado que no la tendrá fácil, pero el hombre llega con las tablas suficientes como para enfrentar el reto y salir airoso.

Con más de 30 años viviendo en Navojoa, es agricultor y ganadero, y muestra en su currículum las carreras de licenciado en derecho por la Universidad Vizcaya de las Américas y como Contador Público por la Universidad de Sonora.

En el plano del ejercicio profesional, Sánchez Acosta trae credenciales de alto rango, con desempeño en firmas de prestigio internacional.

Entre otras actividades, ha sido Auditor Externo de la firma Gossler, S.C., Contador General en México de la empresa canadiense Chemex Labs, S.A. y Gerente Administrativo de la galletera trasnacional Nabisco.

En cuanto a la administración pública tampoco llegará a que le enseñen, porque ya ocupó el cargo de Tesorero Municipal en el Ayuntamiento de Etchojoa, durante el periodo 2003-2006.

De igual manera, el “Mayito” adelantó ya la permanencia de Edmundo Valdez como Comandante del Cuerpo de Bomberos, y a nadie sorprendería que como titular de Servicios Públicos Municipales repita Mario Ramírez, de las contadas figuras que dieron el ancho en el trienio que ya se va.

Ahí están, pues, los primeros nombres del equipo que el “Mayito” ha venido conformando en trabajo interno de oficina, mientras asume formalmente la alcaldía y le entra a la talacha de campo.
Sin duda, son buenos indicios de que el hombre está tomándose muy en serio el mundo de chamba que viene, y que está prácticamente a la vuelta de la esquina.

Continue Reading

Carrusel

CARRUSEL | CRUZ ROJA Y BOMBEROS: BURLADOS

Published

on

Por: Víctor fausto Silva Durán

“Esto no se acaba hasta que se acaba”, decía el legendario Yogi Berra refiriéndose a un partido de béisbol, lo que bien podría aplicarse en Navojoa, pero no al juego de pelota, sino al estilo sucio y cínico con el cual se ha dirigido un trienio que afortunadamente está por agotarse.

A la alcaldesa Chayito Quintero acaba de tronarle el enésimo escándalo que deja en evidencia el estercolero sobre el cual insiste en bailotear dándose baños de pureza, cuando Bomberos y Cruz Roja le echan en cara el vil atraco de que fueron objeto, pues por arte de magia les desaparecieron las aportaciones que los navojoenses hicieron en el pago de sus recibos de agua.

Está por terminar el mal llamado “gobierno histórico e inédito” con los patronatos de ambas instituciones correteando recursos, calculados en la nada despreciable suma de 4 millones de pesos, que de mucho hubieran servido para enfrentar tantas carencias, pero se los esfumaron con la mano en la cintura, al estilo de un manoteo tan abierto como voraz de los recursos públicos.

Valdez Reyes: el dedo en la llaga.
El Comandante del cuerpo de Bomberos, Edmundo Valdez Reyes, no se anduvo por las ramas al dimensionar el atraco:

“Hay que tener la sangre muy espesa para joderte a la Cruz Roja, a los Bomberos y a cualquier institución de emergencia con los donativos de los navojoenses”, dice, mientras lamenta que a estas alturas, nadie es capaz de dar la cara para explicar a dónde fueron a parar esos recursos.

En el más reciente oficio dirigido al titular del Organismo Operador del Agua, Gilberto Reyes Aldama, le echa en cara su cómplice silencio y el de su administrador Mario Glenn Soto Zazueta, ante una situación que incluso ya fue documentada por el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF), que al final de cuentas también parece estar pintado en la pared, mientras doña Chayo y sus corifeos se tiran de la risa, eso sí: vanagloriándose de haber instaurado en Navojoa “la Cuarta Transformación”.

“Le aseguro que su administración será recordada por nuestra institución como la que causó el mayor daño a las finanzas estratégicas”, le deja por escrito, en una protesta secundada por el presidente del Patronato de la Cruz Roja, el doctor Raúl García.

Se entiende que los dirigentes de ambas corporaciones se vean limitados a ir más allá en sus juicios, por la naturaleza altruista de ambas, pero desde hace buen rato que la ciudadanía supo a dónde fueron a parar no sólo esos recursos, sino aquella millonada que –con la complicidad de sus cómplices en el Cabildo- doña Chayo reasignó de otras dependencias dizque para “salvar” las finanzas de Oomapasn: se fueron en el descarado manoteo que ha marcado a esta administración.

Se fueron – y se siguen yendo-, en la sangría de mensualidades que la maestra institucionalizó para sus hijos y sus más allegados, para proveedores privilegiados previo “arreglo” de comisiones bajo la batuta del hijo incómodo Irving Escobosa, y para mantener entre sus corifeos y porristas un tren de vida regalada en restaurantes, donde entre comilonas y generosas raciones de bebidas se derrocha lo ajeno.

Lo acaban de confirmar en el más reciente festín que protagonizaron en el Paredón Colorado el poeta y asesor de cabecera de doña Chayo, Jesús Guadalupe Morales, el administrador de Oomapasn Mario Glenn Soto, el Director Jurídico Felipe Abel Merino y un grupo de cortesanos.

A ese restaurant podrían acudir socorristas y bomberos, de perdida para que se den una idea de lo que degusta y gasta el poeta en festines, mientras ellos se jalan una oreja y no se alcanzan la otra para sufragar tantas necesidades en sus corporaciones.
De la alcaldesa ya ni hablar: antes de partir a La Cruz del Norte para su valoración siquiátrica, la señora anda muy atareada haciendo feliz al pueblo con su exhibición de vestidos, crinolinas, calzones y chanclas en el Museo del Mayo, y preparando la magna inauguración del elevador en el palacio municipal, donde pasará ese histórico día en el sube-y-baja, convencida de que con dicha obra inmortalizará su nombre y dejará en calidad de enano a López Obrador y su Tren Maya.

Hablando se entiende la gente
En tema radicalmente opuesto, el que dio clase de civilidad y cortesía es el reelecto alcalde de Álamos, Víctor Manuel Balderrama Cárdenas, al entrevistarse con el gobernador electo Alfonso Durazo Montaño.

Y es que, por encima de diferencias políticas y jaloneos propios de contiendas electorales, ambos deberán asumir la responsabilidad de gobernar parejo, si es que quieren responder a la confianza depositada en ellos por los votantes.
Balderrama lo entiende cabalmente, porque no cualquiera consigue una reelección, lo que habla de buena chamba en su primer trienio, pero conociéndolo de inquieto, también es seguro que desde ya traiga en el portafolio una serie de proyectos en los cuales necesitará el respaldo del gobierno del estado.

La actitud del gobernador electo no es menos meritoria, pues si algo esperan los alcaldes –siempre escasos de recursos pero saturados de necesidades- es contar con un gobernador que los escuche, los atienda y los respalde, especialmente cuando son emanados de diferentes siglas, porque aquí se trata de gobernar, no de dirigir grilla partidista.

En esencia, es lo menos que piden los electores: trabajo y soluciones, no dimes y diretes.

Y para eso los eligieron.

Continue Reading

Siguenos en Twitter

Trending